25 de octubre de 2014

¡Vivan los novios!

Hace algo más de un mes Inma contactó con nosotros para hablarnos de su boda. Ella es una clienta muy especial, ya que, además de seguirnos y de regalar nuestros productos cada vez que tiene ocasión, es amiga desde hace bastante tiempo.

Inma estaba organizando su boda y quería pedirnos ayuda para elaborar algunos detalles que necesitaba.  Lo principal era ayudarle a preparar la tarjetería que iría colgando de los detallitos que iba a regalar. Rápidamente empezamos a trabajar, ya que nos hacía mucha ilusión poder estar presentes de alguna forma en un día tan especial para ella y para su novio Jose, así que surgieron algunas ideas más que también les propusimos, y que, aunque esté feo que nosotros lo digamos, le gustaron tanto que aceptaron sin tener que pensarlo mucho.
   
 Hoy, 25 de Octubre, es el gran día para ellos, y queremos dedicarles este post, y a vosotros, mostraros el resultado final de un trabajo que hicimos con mucho cariño. 


Como punto de partida para el diseño tomamos la invitación que habían hecho, en tono hueso y azul cobalto. Decidimos prescindir de nuestros chiquininis por un momento, ya habría ocasión de que hicieran su aparición más adelante. Los novios tenían pensado entregar, como detalle durante la boda, una botella de vino Rica Hembra, de Bodegas Iglesias, para los caballeros, y un par de bailarinas plegables para las señoras, así que diseñamos una pegatina para la primera, y una etiqueta para la bolsa que contenía las bailarinas. Además de esto hicimos unos cucuruchos a juego, que contendrían el arroz que se iba a lanzar a la salida de la ceremonia.

  
El broche final lo pusimos diseñando el Libro de Firmas, Inma tenía la idea de que ese libro tuviera distinas funciones, además de lo evidente, que sirviera para dar las gracias a los familiares e invitados por su amor incondicional, y también para recoger algunas fotos que contaran su historia con Jose. En definitiva, un libro en el que van a reunirse una cantidad de recuerdos incalculables. El diseño fue en la línea de todo lo demás, pero en esta ocasión si vimos oportuno que estuvieran presentes los chiquininis de Inma y Jose, que además de reírse bastante con el parecido, quedaron encantados con el resultado.



 

 Esto es todo, esperamos que os haya gustado este trabajito, del que tanto hemos disfrutado nosotros, y a Inma y a Jose: que seáis muy muy felices, ¡no os merecéis menos! Por cierto, ¡gracias por las bailarinas de regalo, seguro que me sacan de más de un dolor de pies!

0 comentarios:

Publicar un comentario