10 de noviembre de 2014

Un merecido homenaje

Los homenajes no siempre tienen que hacerse en una fecha concreta, no siempre tienen que coincidir con un aniversario o con un día especial, a veces pueden hacerse un día cualquiera, un homenaje porque sí.

Nosotros hoy vamos a dedicarle un homenaje a las primeras camisetas que hicimos, que salieron como un pequeño, aunque muy especial regalo, y que nos dieron el empujoncito para ponernos a diseñar muchas otras cosas.

Para los que aún no lo conozcáis, hoy os dejamos el relato de cómo nació Chiquininis, ¡esperamos que os guste!


Los chiquininis son unos seres de sonrisa inagotable que viven en el interior de mi ordenador, llevan mucho tiempo ahí, haciéndose hueco entre archivos aburridos en los que a veces se echa en falta algo de creatividad. Ellos siempre han sido una buena forma de dejar volar la imaginación y sumergirse en un mundo de colores.
Querían salir al exterior, pero no sabían cómo, hasta que un día, un chiquinini valiente cogió de la mano a su chica y se plasmaron en una camiseta, y viajaron lejos, muy lejos, ¡¡¡a China nada menos!!! Y se dieron cuenta de que nunca más podrían quedarse encerrados tras la pantalla del ordenador.
Y así empezó la verdadera historia de chiquininis, de esos personajillos que, cada vez más, van animándose a conocer el mundo y para ello se materializan en camisetas, sudaderas, mochilas… y muchas más formas que están por surgir. No los pierdas de vista, porque quizás aún no lo sepas, pero tienes un chiquinini parecido a ti, puede que algo más sonriente, que está esperándote para salir a vivir su gran aventura.

0 comentarios:

Publicar un comentario